Galerías

Éxito total en la Matarraña Negra.

En algunos momentos, cuando pensaba en encontrarme con todas las personas cuyos nombres se pueden leer en la imagen de aquí arriba, muchos de ellos escritores de renombre, me sentía un poco intimidada: mi John Watson y yo ahí, en medio de esas novelas tan negras y sus autores… La verdad es que creía que me sentiría un poco desplazada, tanto por ser novata en este mundillo, como por el hecho de que, si bien nuestro querido libro es “negro”, hay que añadirle la coletilla de “juvenil”.

Logo Matarraña Negra. Fuente: serretllibres.com
Logo Matarraña Negra.
Fuente: serretllibres.com
John Watson y el joven detective en Valderrobres. 25 agosto 2016
John Watson y el joven detective en Valderrobres.
25 agosto 2016

Sin embargo, todos mis temores resultaron felizmente infundados; para mi sorpresa y regocijo, durante el debate que tuvo lugar hacia el final de la tanda de presentaciones del viernes 26, la presencia de una obra de estas características acabó convirtiéndose en uno de los temas de interés!! 😀

Por cierto, no puedo continuar sin comentar que mi querida amiga Esther jugó un papel más que decisivo en la presentación. Thanks, my dear friend!!

Reflejo de todo ello fue el éxito a lo largo de la sesión de firmas que tuvo lugar el sábado por la mañana. No paré de charlar con lectores, autores, editores y miembros de la organización, entre otros, que se interesaban por John Watson y el joven detective. Disfruté de lo lindo con todas estas estupendas personas, y descubrí también otros libros muy atractivos como, por ejemplo, La Muerte Invisible, de Alberto Pasamontes, y Manguis, de Paco Gómez Escribano.

Cartel que he puesto delante de la mesa durante la jornada de firmas. 27 agosto 2016
Cartel que he puesto delante de la mesa durante la jornada de firmas.
27 agosto 2016
El ambiente general de la jornada de firmas. 27 agosto 2017
El ambiente general de la jornada de firmas.
27 agosto 2017
Justo antes de empezar... 27 agosto 2017
Justo antes de empezar…
27 agosto 2017
Con mi padre. El apoyo por parte de mi familia, y en especial de mi marido, ha sido crucial en esta jornada <3 27 agosto 2016
Con mi padre. El apoyo por parte de mi familia, y en especial de mi marido, ha sido crucial en esta jornada <3
27 agosto 2016
Charlando con los lectores :) 27 agosto 2016
Charlando con los lectores 🙂
27 agosto 2016
Nuevos amigos de Weirdo y John... Seguro que lo pasan en grande! :) 27 agosto 2016
Nuevos amigos de Weirdo y John… Seguro que lo pasan en grande! 🙂
27 agosto 2016
Firmando. 27 agosto 2016
Firmando.
27 agosto 2016
Con Alberto Pasamontes. 27 agosto 2016
Con Alberto Pasamontes.
27 agosto 2016
Con Paco Gómez Escribano. 27 agosto 2016
Con Paco Gómez Escribano.
27 agosto 2016
Mis ejemplares de Manguis y La Muerte Invisible. 27 agosto 2016
Mis ejemplares de Manguis y La Muerte Invisible.
27 agosto 2016

Siempre es una gran satisfacción saber que Weirdo y John entrarán en los corazones de nuevos amigos; que, durante unos días, se convertirán en sus compañeros; que se divertirán, sufrirán, se emocionarán, y triunfarán juntos… Pero cuando todo esto sucede en un entorno como el de estas dos jornadas, rodeada de gente amable que me ha hecho sentir como en casa, descubriendo incluso a personas mucho más cercanas de lo que habría podido imaginar,  y apoyada por esa estupenda familia que tengo, esa satisfacción se multiplica por mil, y hace de estos momentos una experiencia inolvidable.

Un merecido descanso en la mejor compañía, después de tan intensas jornadas :) 27 agosto 2016
Un merecido descanso en la mejor compañía, después de tan intensas jornadas 🙂
27 agosto 2016

El misterioso nombre de Weirdo.

ATENCIÓN: ESTA ENTRADA CONTIENE  SPOILERS.

Si todavía no has devorado John Watson y el joven detective, tal vez prefieras no seguir leyendo este post… por ahora 😉

En ese caso, puedes ir al inicio del blog y leer cualquier otro artículo que te apetezca!

Weirdo y John recreados con FaceQ, por Cristina y una servidora. Julio 2015
Weirdo y John recreados con FaceQ, por Cristina y una servidora.
Julio 2015

Dicho esto, vamos allá.

Una de las preguntas que últimamente más me habéis formulado los lectores ha sido cómo se me ocurrió el nombre de nuestro joven detective. No el apodo, Weirdo, sino el nombre: Ignatius Sidney Bell. Muchos ya habéis sospechado que no se trata de una elección casual, y habéis dado en el clavo. Pero ¿por qué ese nombre?

Hoy os desvelo el misterio, aunque quizás los más holmesianos hayan descifrado parte del enigma tan solo con mirar esta imagen…

El misterioso nombre de Weirdo. Fuente imágenes originales: wikipedia.org
El misterioso nombre de Weirdo.
Fuente imágenes originales: wikipedia.org

Sin embargo, incluso en tal caso, no todo quedaría resuelto 😉

Veréis, cuando empecé a escribir El misterio de los niños desaparecidos, no tenía muy claro cómo acabar de perfilar algunos aspectos de Weirdo. Por ejemplo, si sus orígenes serían sumamente humildes, como huérfano en las calles del Londres victoriano, o si, por el contrario, procedería de una familia acomodada. De hecho, el propio John no descubre la realidad sobre su amigo hasta casi el final de la historia.

No obstante, a medida que avanzaba en el relato, y el personaje iba mostrando su verdadera identidad, veía con mayor claridad que tendría que decidirme por la segunda opción y, por lo tanto, que necesitaría un verdadero nombre. Evidentemente, no podía elegir uno cualquiera; el  nombre de Weirdo tenía que constituir en sí mismo un tributo a las historias de Sherlock Holmes, a su autor y a su creación, puesto que éstas habían sido mi fuente de inspiración.

Dio la casualidad de que en aquel momento estaba leyendo un librito muy chulo que mi hermana me había traído de Londres: The World of Sherlock Holmes, publicado por Pitkin Guides. Y ahí fue donde encontré los ingredientes necesarios para formar el nombre de Weirdo, en tres de los personajes más importantes de la historia del Gran Detective.

Mi ejemplar de The World of Sherlock Holmes.
Mi ejemplar de The World of Sherlock Holmes.

No podía faltar, en primer lugar por supuesto, el creador del Gran Detective: Sir Arthur Ignatius Conan Doyle, más conocido como Arthur Conan Doyle. Desde el principio deseché la opción de Arthur, que me parecía demasiado obvia. Conan me atraía mucho porque tiene un puntillo así… “diferente”; pero, claro, me recordaba al Detective Conan. En cambio, Ignatius era ideal: tenía ese aire respetable y serio… era justamente el nombre que  unos distinguidos padres de la Inglaterra del siglo XIX pondrían a su hijo.

Sir Arrthur Ignatius Conan Doyle. Fuente: wikipedia.org
Sir Arrthur Ignatius Conan Doyle.
Fuente: wikipedia.org

Evidentemente, como buen inglés, Weirdo necesitaba un segundo nombre. Éste debería ser un poco más atrevido, incluso con algún toque que evocara cierto exotismo. Porque, por muy circunspectos y adustos que fueran sus padres, nuestro protagonista tenía que haber sacado de algún sitio ese ramalazo rebelde y aventurero.

Con esta idea en mente, y después de haber leído lo suficiente sobre la historia de Sherlock Holmes, no me costó nada decidirme por Sidney, en honor al genial ilustrador de las primeras publicaciones de los relatos Holmesianos: Sidney Paget.

Sidney Edward Paget. Fuente: wikipedia.org
Sidney Edward Paget.
Fuente: wikipedia.org
Una de las ilustraciones más emblemáticas de los relatos de Sherlock Holmes, por Sidney Paget. Fuente: wikipedia.org
Una de las ilustraciones más emblemáticas de los relatos de Sherlock Holmes, por Sidney Paget.
Fuente: wikipedia.org

(Por cierto, hablando de ilustradores, permitidme que haga un paréntesis para mencionar una vez más a mi querido amigo José Luis Gutiérrez, que tan bien supo captar la esencia de Weirdo y John, y plasmarla en las ilustraciones de la portada y del interior de John Watson y el joven detective. De nuevo, ¡gracias!)

Y ya sólo nos queda el apellido de Weirdo: Bell. Un apellido conciso y austero, perfecto para la familia de nuestro joven aventurero y que, además, perteneció a una persona también influyente en la creación de Holmes. Estoy hablando del doctor Joseph Bell, médico y profesor de la Universidad de Edimburgo, en cuyos métodos deductivos, aplicados a la medicina forense, se inspiró Doyle al definir algunas características su inmortal personaje.

Doctor Joseph Bell. Fuente: wikipedia.org
Doctor Joseph Bell.
Fuente: wikipedia.org

Y con esto, amigos míos, queda revelado el misterio 😉

¡Hasta la próxima! 😀

El Club Secret de Lectura… y sus jóvenes lectores!

Hace unos meses, buscando entre mis diversas idas de olla la forma de compartir las aventuras de Weirdo y John, fui a dar con un grupo de personas cuyo entusiasmo supera en mucho las exigencias del guión.

Se trata de un equipo de profesionales de las Biblioteques de Badalona y de los Serveis Territorials  que enseguida conectaron con el espíritu de nuestro querido libro, y tuvieron una genial idea para hacerlo llegar de una forma estupenda a los jóvenes lectores de nuestra ciudad: crear un club de lectura juvenil!

Cartel promocional del Club Secret de Lectura. Imagen gentileza de Biblioteques de Badalona.
Cartel promocional del Club Secret de Lectura.
Imagen gentileza de Biblioteques de Badalona.

Desde aquel primer encuentro en que surgió la propuesta, de entre una divertida lluvia de ideas, hasta el momento en que se hizo realidad, pasaron unas cuantas cosas interesantes, por ejemplo, la publicación en papel de John Watson y el joven detective con Edicions Xandri.

Pero, no me enrollaré con historias antiguas. Vamos a lo que importa: la maravillosa experiencia del Club Secret de Lectura de la Biblioteca Can Casacuberta y la Biblioteca de Lloreda.

Baner Club Secret de Lectura. Gentileza de Biblioteques de Badalona.
Baner Club Secret de Lectura.
Gentileza de Biblioteques de Badalona.

Sé de buena tinta que los chicos y chicas de los clubes se lo pasaron en grande durante las dos primeras sesiones, con un atrezzo muy acertado, unos carnés chulísimos, y una charla interesantísima la policía científica, entre otras cosas… Aquí tenéis algunas pruebas gráficas 😀

Atrezzo a punto para la primera sesión en la Biblioteca de Lloreda. Fuente: badabiblios.cat
Atrezzo a punto para la primera sesión en la Biblioteca de Lloreda.
Fuente: badabiblios.cat
Primera sesión en Can Casacuberta. Imagen gentileza de Biblioteca Can Casacuberta.
Primera sesión en Can Casacuberta.
Imagen gentileza de Biblioteca Can Casacuberta.
Carnés del Club Secret de Lectura. Imagen gentileza de Biblioteca Can Casacuberta.
Carnés del Club Secret de Lectura.
Imagen gentileza de Biblioteca Can Casacuberta.
John Watson y el joven detective en el Club Secret de Lectura! Imagen gentileza de Biblioteca Can Casacuberta.
John Watson y el joven detective en el Club Secret de Lectura!
Imagen gentileza de Biblioteca Can Casacuberta.
Visita de la polícía científica (Mossos d'Esquadra) al Club de Lectura de Lloreda. Imagen de badabiblios.cat
Visita de la polícía científica (Mossos d’Esquadra) al Club de Lectura de Lloreda.
Imagen de badabiblios.cat
Aprendices de detectives en el Club Secret de Lectura de Lloreda. Imagen de badabiblios.cat
Aprendices de detectives en el Club Secret de Lectura de Lloreda.
Imagen de badabiblios.cat
Aprendiendo a encontrar huellas dactilares en el Club Secret de Lectura de Lloreda. Imagen de badabiblios.cat
Aprendiendo a encontrar huellas dactilares en el Club Secret de Lectura de Lloreda.
Imagen de badabiblios.cat

He de reconocer que, antes de llegar, tanto a un club como al otro, tenía un poco de miedo escénico. Pensaba “¿les habrá gustado el libro? ¿Y si ninguno pregunta nada? ¿Y si no les hace ilusión conocerme?”… Pero todos mis temores se desvanecieron en cuanto empezamos a charlar. ¡Qué geniales todos! Inteligentes, sensibles, alegres, grandes lectores, ingeniosos y de mente inquieta… Flipé en colores con algunas de sus preguntas y observaciones, y me decía a mí misma: “¿cómo alguien tan joven piensa tanto? ¡Parecen “Weirdos” de carne y hueso!” 😉

Pero eso no es todo. Hubo algo que me emocionó muchísimo: ¡Algunos de ellos ya son escritores! Y una de las chicas del club de Can Casacuberta, incluso tuvo el detalle de regalarme dos de sus manuscritos, que me encantaron y guardo con muchísimo cariño. ¡Muchas gracias, querida lectora! ¡Que sepas que ya tienes una fan! 😉 ¡Y seguid todos así !

Uno de los manuscritos de la joven escritora :)
Uno de los manuscritos de la joven escritora 🙂

¡En fin! Ni que decir tiene el gran honor que supuso para mí saber que John Watson y el joven detective iba a participar de esta fabulosa aventura de una manera tan especial. Sin embargo, hay otro honor todavía más grande. ¿Os imagináis cuál? Pues haber pasado a formar parte de los recuerdos de estos jóvenes. A veces, cuando me pongo a pensar, me pregunto: ¿cómo recordarán ellos esta experiencia? Evidentemente, no puedo dar respuesta a esa pregunta, pero sí puedo decir que, durante toda la vida, tendré en mi corazón aquellas dos tardes en las que tanto disfruté con sus interesantísimas y sorprendentes preguntas, sus agudas ocurrencias, sus risas cautivadoras, sus chistes, y sus comentarios; para mí, todo ello supondrá siempre un poderoso estímulo  para seguir escribiendo.

¡Gracias Clubs Secrets de Lectura! <3

¡Gracias, jóvenes lectores! <3

¡Gracias, equipazo de profesionales! <3

 

El tráiler. ¿Cómo se hizo?

Hace unos días os explicaba la genial tarde que pasé con los jóvenes del colegio Lola Anglada. Pues bien, uno de ellos me hizo una pregunta interesante: “¿Cómo hiciste el tráiler?”. Y he aquí que me pareció una excelente cuestión, así que decidí que sería bueno explicároslo a todos.

Sin embargo, cuando empecé a escribir esta entrada, se me ocurrió una idea:  ¿Qué tal si, en lugar de pegaros un rollo patatero así a palo seco, fuerais vosotros mismos los que me preguntaseis lo que quisierais saber al respecto?

¡Había llegado vuestro turno! 🙂

Captura empieza el juego tráiler

* * *

(Una semana más tarde…)

Bueno, bueno, bueno… Os veo un poco tímidos… Perdón, a todos no, porque los alumnos del colegio Lola Anglada sí que me han hecho llegar una pregunta a través del correo electrónico (¡Muy bien, jóvenes! ¡Preguntar es de sabios! 🙂 ), y se trata además de una cuestión que dará pie a explicar muchas cosas, así que… ¡preparaos, que voy!

He aquí lo que quieren saber esos chicos y chicas:

¿En qué idea te basaste para realizarlo?

Pues bien, en primer lugar, he de decir que fue mi gran amiga, Esther, la que sugirió que debía hacer un tráiler de John Watson y el joven detective, y me lo propuso antes incluso de haberlo publicado en papel, cuando sólo existía como e-book; a ella, por su parte,  se le ocurrió la idea porque había visto el tráiler de otro libro que le había gustado mucho, “El nombre del viento“, y me lo envió para que lo viera.

Yo nunca había visto un tráiler de un libro, ni se me había pasado por la cabeza la posibilidad de que existieran; además, por descontado, no podía soñar ni tan siquiera con hacer uno como el que acabáis de ver, ya que -de momento al menos- no soy capaz de crear animaciones, ni tampoco tengo dinero para pagar a alguien que lo haga por mí.

Sin embargo, me parecía una ocurrencia genial. ¡Tenía que hacerlo! ¡Tenía que encontrar la forma de hacerlo! Sólo necesitaba dos cosas: imaginación, y ponerme manos a la obra. Bueno, y un poquito de ayuda también 😉

Para empezar, era imprescindible tener en cuenta la limitación de que no podría utilizar imagen en movimiento, sino que tendría que conformarme con una secuencia de fotos orquestadas con más o menos gracia y que expresaran los conceptos que yo quería. Por lo tanto, el guión no podría basarse en diálogos, como si fuera el tráiler de una película, sino que debería consistir en unas pocas frases lo más concisas y elocuentes posible y que, combinadas con las imágenes, transmitieran la esencia de la historia (la aventura, el misterio, la amistad), proporcionando a la vez unos datos básicos que ubicaran a los futuros lectores (la época, el lugar, los personajes).

"¿Quién podría enfrentarse a tan terribles amenazas?"
“¿Quién podría enfrentarse a tan terribles amenazas?”

Con esa idea en mente, no tardé ni una hora en tener listo el primer borrador de guión, incluyendo la descripción de las imágenes que acompañarían a la voz. Se lo envié a un par de personas de máxima confianza para que me dieran su opinión y, acto seguido, empecé con la parte visual.

Algunas de las fotos las podría sacar de Internet, o del mismo libro, ya que mi querido amigo José Luis Gutiérrez había dibujado en la portada y los interiores verdaderas obras de arte que expresan con por sí mismas la esencia de la historia, y Sergi Felip, el diseñador de Edicions Xandri, también había hecho un arreglo muy chulo de la cubierta; pero otras imágenes las iba a tener que crear yo misma, como la de Weirdo y John, o la de la jeringa…

Una de las imágenes sacada de Internet (wikipedia.org). Hospital de St. Bartolomew en el siglo XIX.
Una de las imágenes sacada de Internet (wikipedia.org).
Hospital de St. Bartolomew en el siglo XIX.
Una de las ilustraciones del libro, perteneciente a "El misterio del internado". Ilustración por José Luis Gutiérrez.
Una de las ilustraciones del libro, perteneciente a “El misterio del internado”.
Ilustración por José Luis Gutiérrez.

Para esto último, crear algunas de las imágenes, necesité un poco de ayuda, y resultó ser de lo más divertido. Era preciso tener muy claro el resultado final que quería conseguir, buscar el material necesario, montar el atrezzo o encontrar el vestuario adecuado, lograr la iluminación conveniente para cada caso… Y, una vez hechas las fotografías, editarlas.

Creando la imagen de la jeringa.
Creando la imagen de la jeringa.

Como podéis ver, la foto de la jeringa, las agujas y los frascos, la hicimos en el cuarto de baño (¿se os había ocurrido?); los motivos para elegir esa estancia fueron la luz y el fondo que quedaría. La jeringa (de cristal), las agujas y su caja pertenecieron a mi abuelo materno, así que son realmente bastante antiguas; de los dos frascos, el más pequeño contuvo en tiempos una esencia de limón que hice, junto a una de mis mejores amigas, en el laboratorio del colegio. Desde luego, los que hayáis leído ya el libro encontraréis que el puntillo de la esencia de limón tiene su gracia o, como mínimo, os sonará de algo 😉

Me encantó, por cierto, el efecto que consiguió Carlos al hacer la foto, con la punta de la aguja central bien enfocada, y el fondo borroso 🙂

"El peligro..."
“El peligro…”
Weirdo y John. "Dos niños..."
Weirdo y John. “Dos niños…”

Esta imagen de Weirdo y John fue de las más difíciles de conseguir.

Cabe decir que, tal como podéis apreciar en los títulos de crédito del tráiler, se trata nada más y nada menos que de mis hijos. El mayor, que representa a John, es Diego; el pequeño (la pequeña, en realidad), que representa a Weirdo, es Cristina.

Me iba muy bien que Cristina tuviera el pelo algo más largo, ya que así era descrito Weirdo en el libro, pero con esto no iba a ser suficiente para caracterizarlos; sería necesario hacer algunas cosillas más, a pesar de que sólo se vieran las siluetas. Por ejemplo: la ropa y los zapatos de Weirdo tenían que ser grandes, y debería llevar una bufanda; en cuanto a John, quedaría bien que contrastara un poco poniéndole los pantalones ligeramente pequeños. Por otra parte, ambos debían llevar zapatos con cordones, como corresponde a la época, y sería importante que las prendas fueran viejas para que la caída de la tela diera precisamente esa impresión de ropa muy gastada; si os fijáis, incluso se puede distinguir un roto en la rodillera derecha de John…

Creando las siluetas de Weirdo y John.
Creando las siluetas de Weirdo y John.

Como veréis, el estudio de fotografía no fue otro que el comedor de casa, y tuvimos que componérnoslas como pudimos para crear el efecto de contraluz necesario que facilitase después la edición de la imagen para convertirla en siluetas. ¡Ah! Y, si sois observadores, tal vez hayáis reparado en el detalle de que en la foto original Weirdo es más bajito que en la definitiva 😉

Y ya que hablábamos de las vestimentas, un detalle más: consideré importante también que las chaquetas fueran de punto, ya que, en esta otra imagen de aquí debajo, se iban a ver muy de cerca, y ese tipo tejido sería perfectamente compatible con la época.

"La amistad"...
“La amistad”…

Otro fragmento del tráiler que también me dio algún que otro quebradero de cabeza, fue el de “la intriga”, cuando se ve el ojo de Cristina. Es el único vídeo propiamente dicho de todo el montaje, y grabarlo conllevó alguna que otra dificultad, especialmente a la modelo, que tuvo que aguantar inmóvil mientras la flasheábamos un par de veces o tres con una linterna, hasta conseguir un buen primer plano de su pupila contrayéndose.

"La intriga..."
“La intriga…”

Finalmente, una vez tuvimos todas las imágenes necesarias, sólo quedaba montarlas todas juntas en una secuencia, utilizando un programa de edición de vídeo que Carlos me enseñó a manejar, y dándoles algo de movimiento, a la vez que las acompasábamos con la música.

Y esto nos lleva directamente al ese otro aspecto tan importante en cualquier “película”: la banda sonora. He de confesar que en este caso tuvimos mucha mucha suerte, ya que Carlos conoce a una excelente compositora, Raquel García Cabañas,  que nos permitió utilizar e incluso editar uno de sus temas que nos venía como anillo al dedo: Epic Trailer.

Ya sólo nos faltaba la voz. Y, bueno, aprovechando que una servidora hace sus pinitos como actriz de doblaje, pude grabar yo misma en casa las frases del guión, con el programa gratuito de edición de audio Audacity, e incluirlas posteriormente en el montaje de vídeo.

Poniendo la voz.
Poniendo la voz.

El resto del proceso, bueno, ya os lo podéis imaginar… consistió sencillamente en subirlo a YouTube y… ¡publicarlo! 😀

Ahora, echando la vista atrás, el recuerdo que me queda de la semana que tardamos en realizarlo es estupendo; siete días intensos, divertidos, y entretenidísimos, durante los cuales pusimos a prueba nuestro ingenio, creatividad y, muy especialmente, nuestra capacidad de trabajo en equipo. El resultado final, teniendo en cuenta los medios de que disponíamos, fue bastante bueno, en mi opinión… Y a vosotros ¿qué os parece? 😉

 

Un cambio de imagen.

Ya hacía tiempo que lo tenía en mente, y que Carlos me pegaba la paliza para que hiciera un cambio de look del blog de Weirdo y John. Realmente me apetecía darle un giro, hacerlo más visual, facilitando al máximo el acceso a los contenidos, y también que causara una impresión más impactante, más en la línea de la historia.

Sin embargo, a mí todo me da pena; me da pena relegar al olvido o tirar los objetos más inverosímiles. Creo que por eso lo guardo todo…

Así que, aunque por fin me haya decidido a dar el paso de una forma bastante radical, voy a guardar la vieja imagen en esta entrada. Ah, y no temáis: los contenidos antiguos siguen estando ahí 😉

Captura de pantalla del blog con su antigua apariencia (1) Mayo 2016
Captura de pantalla del blog con su antigua apariencia (1)
Mayo 2016
Captura de pantalla del blog con su antigua apariencia (2) Mayo 2016
Captura de pantalla del blog con su antigua apariencia (2)
Mayo 2016
Captura de pantalla del blog con su antigua apariencia (3) Mayo 2016
Captura de pantalla del blog con su antigua apariencia (3)
Mayo 2016

He de decir que esta metamorfosis nos ha dado bastante trabajo, a Carlos y a mí (¡gracias, Carlitos!), ya que no nos hemos limitado a cambiar el “tema”, sino que le hemos sacado todo su jugo. Además, lo hemos personalizado con algunos detalles, como utilizar colores propios de la portada del libro, tanto de la versión original para el antiguo epub autoeditado, como de la actual. Pero, a pesar de las horas y los quebraderos de cabeza, el resultado ha valido la pena 😀

 

 

 

Una tarde genial junto a las inquietas mentes del colegio Lola Anglada en la Biblioteca de Casagemas y Canyadó.

Fantástica charla la del día 4 de mayo en la Biblioteca de Casagemas y Canyadó con los niños de 5º del colegio Lola Anglada de Badalona. Una gozada, de verdad.

Después de que los responsables de la Biblioteca les explicaran el funcionamiento de ésta (que, dicho sea de paso, tiene todo lo que una biblioteca debería tener y además es chulísima), y de visitarla en detalle, he tenido ocasión de pasar con ellos uno de los mejores momentos que he vivido desde que publicamos John Watson y el joven detective.

Presentación de la biblioteca. Foto por personal de la Biblioteca. 4 mayo 2016
Presentación de la biblioteca.
Foto por personal de la Biblioteca.
4 mayo 2016

Sencillo, pero intenso; breve, pero genial. Así ha sido el ratito durante el que he podido compartir mi experiencia como escritora, pero no la de ahora solamente, no, sino la de toda mi vida: desde que tenía la edad de estos jóvenes, más o menos.

¡Empieza el juego! ¿A quiénes de vosotros os gusta imaginar historias? :) 4 mayo 2016
¡Empieza el juego!
¿A quiénes de vosotros os gusta imaginar historias? 🙂
4 mayo 2016
John Watson y el joven detective bajo sus atentas miradas... 4 mayo 2016
John Watson y el joven detective bajo sus atentas miradas…
4 mayo 2016
Mirando el tráiler. 4 mayo 2016
Mirando el tráiler.
4 mayo 2016
Un estupendo rato de charla sobre la lectura y la escritura. 4 mayo 2016
Un estupendo rato de charla sobre la lectura y la escritura.
4 mayo 2016

Lo mejor de todo ha sido su curiosidad, el interés que han mostrado en todo momento, sus caras de admiración cuando han visto mi vieja libreta de escribir cuentos, las ganas de compartir ellos también sus propias andanzas y pinitos, sus comentarios y preguntas… Vamos, que yo he salido de allí en una nube, y con el convencimiento de que más de uno o una tomará en consideración leer y escribir un poquito más a partir de ahora 😉

Creo que les encantó tener estas cosillas entre las manos: Libros que me encantaron con su edad, mis primeros cuentos escritos y... ¡El resultado final! 4 mayo 2016
Creo que les encantó tener estas cosillas entre las manos: Libros que me encantaron con su edad, mis primeros cuentos escritos y… ¡El resultado final!
4 mayo 2016

Y no puedo acabar sin dar las gracias a los que permitieron que hayan existido estos buenos momentos: La Biblioteca, el Colegio y, por supuesto, ¡sus alumnos de 5º!

 

El primer Sant Jordi: muchísimo más que un montón de autógrafos.

La locura de Sant Jordi se acercaba.

A tan solo unos pocos días de la festividad librera más sonada del año, la creciente ilusión por ver llegar a John Watson y el joven detective al corazón de más personas empieza a sobrepasar los límites de la cordura, y la única manera de darle salida a toda esa energía es compartiendo con todo el mundo la apretada agenda y los preparativos para tan esperada fecha.

Calentando motores para la apretada agenda de firmas en Sant Jordi. Abril 2016
Calentando motores para la apretada agenda de firmas en Sant Jordi.
Abril 2016
Anuncio de firma de libros en la plaza del Ayuntamiento de Badalona. Abril 2016
Anuncio de firma de libros en la plaza del Ayuntamiento de Badalona. Imagen facilitada por Saltamartí Llibres
Abril 2016
Anuncio de firma de ejemplares en el stand de Librería Gigamesh. Abril 2016
Anuncio de firma de ejemplares en el stand de Librería Gigamesh.
Abril 2016
Horarios de firmas de libros de Edicions Xandri. Imagen extraída de https://www.facebook.com/Edicions-Xandri-346106668901520/ Abril 2016
Horarios de firmas de libros de Edicions Xandri.
Imagen extraída de https://www.facebook.com/Edicions-Xandri-346106668901520/
Abril 2016

Después de varios meses esperando la fecha, cuando por fin tuve encima la primera sesión de firma de ejemplares “pre-Sant Jordi”, casi no me lo podía creer… ¡Iba a estar allí, en el mismísmo Abacus de Badalona, donde tantas y tantas veces había ido a comprar desde mi época de colegiala… ¡¡Iba a ver a nuestro querido libro en las estanterías de la librería!!

John Watson y el joven detective en Abacus de Badalona. Abril 2016
John Watson y el joven detective en Abacus de Badalona.
Abril 2016

He de decir que, aunque en un principio me pareció que sería difícil atraer a los visitantes del establecimiento hacia la mesita de las firmas, finalmente resultó sencillo y muy divertido; no se trataba de nada más que de charlar tranquilamente sobre el libro con quien quisiera, para darlo a conocer, y para que aquellos a quienes les apeteciera se llevasen a Weirdo y a John a su casa 🙂

La mesita en la que pasé muy buenos momentos en Abacus de Badalona. 21 abril 2016
La mesita en la que pasé muy buenos momentos en Abacus de Badalona.
21 abril 2016

Pero las emociones no habían hecho más que empezar… Al día siguiente, 22 de abril, me esperaba la sesión de firmas en la Plaza del Ayuntamiento de Badalona, donde tuve el placer de conocer y charlar con otros autores locales, como Joan Oriol, autor de “El tresor de l’avi Bernat” entre otros títulos, Nadia Ghulam, autora de “El secreto de mi turbante” y “La primera estrella de la noche”, y Miquel Soria, autor de “El autómata de bronce”.

En la firma de libros de la Plaza del Ayuntamiento de Badalona. Foto por Carlos. 22 abril 2016
En la firma de libros de la Plaza del Ayuntamiento de Badalona.
Foto por Carlos.
22 abril 2016

Sin embargo, a pesar de lo interesante de las conversaciones y de la emoción de estar ahí en tan señalado acontecimiento, lo mejor de la tarde fueron las visitas de mis padres, Carlos, amigos y conocidos y, muy especialmente, la de Esther, que además apareció con un mega sorpresón procedente nada más y nada menos que del Museo de Sherlock Holmes, en Londres!! Gracias, Esther!! 😀

Con mi amiga Esther. Foto por Ana. 22 abril 2016
Con mi amiga Esther.
Foto por Ana.
22 abril 2016

El regalo, por cierto, me hizo tanta ilusión que no pude evitar llevármelo al día siguiente para que me acompañara en mi tour de firmas 😉

El regalazo de Esther :) Abril 2016
El regalazo de Esther 🙂
Abril 2016

Y por fin llegó el esperado día de Sant Jordi, lleno de emociones, de encuentros con nuevos y viejos amigos, de firmas con mi flamante y recién estrenada pluma, y de paseos por las abarrotadas calles de Badalona, Barcelona y Sant Cugat, cuyas gentes se lanzaron a disfrutar de una jornada contra todo pronóstico soleada, en medio del fascinante mar de letras y páginas que lo inundaba todo… ¡Qué ilusión formar parte de esa magia!

Bien tempranito, los puestos ya estaban preparados, con todos esos libros deseosos de consumar el hechizo de que alguien los tome entre sus manos y los lleve a casa; incontables colecciones de celulosa y tinta aguardando la oportunidad de cobrar vida, bajo la atenta mirada de su cautivado lector…

De buena mañana, uno de los stands de Edicions Xandri, en Rambla Catalunya, Barcelona. Foto por Xandri. 23 abril 2016
De buena mañana, uno de los stands de Edicions Xandri, en Rambla Catalunya, Barcelona.
Foto por Xandri.
23 abril 2016
El stand de Xandri en Sant Cugat. Foto por Xandri. 23 abril 2016
El stand de Xandri en Sant Cugat.
Foto por Xandri.
23 abril 2016
El momento decisivo... ¿Pasará John Watson y el joven detective a formar parte de la vida de esta pareja? Fotografía por Mayte, extraída de https://www.facebook.com/Edicions-Xandri-346106668901520/ 23 abril 2016
El momento decisivo… ¿Pasará John Watson y el joven detective a formar parte de la vida de esta pareja?
Fotografía por Mayte, extraída de https://www.facebook.com/Edicions-Xandri-346106668901520/
23 abril 2016

¿Y si alguno de esos lectores fuera un niño para quien, tal vez, John Watson y el joven detective se convirtiera en “su primer libro“? Quizás jamás llegue yo a saber si será así o no, pero he de reconocer que me emocioné cuando se lo dediqué…

En el stand de Llibreria Gigamesh, dedicando un ejemplar a R., un muchacho no aficionado a la lectura que, ¿quién sabe?, tal vez se enganche a partir de ahora ;) Fotografía original por Carlos. 23 abril 2016
En el stand de Libreria Gigamesh, dedicando un ejemplar a R., un muchacho no aficionado a la lectura que, ¿quién sabe?, tal vez se enganche a partir de ahora 😉
Fotografía original por Carlos.
23 abril 2016

En el mismo puesto, también tuve la satisfacción de conocer e intercambiar ejemplares con Luis Guallar y Aina Albi, autor e ilustradora respectivamente de la novela juvenil “El misterio del Profesor Elphistone”, que promete hacernos pasar ratos muy entretenidos en casa 🙂

Y después, de paso por la librería Gigamesh, una sorpresa de las buenas: el indescriptible placer de encontrar a John Watson y el joven detective en la estantería dedicada a Sherlock Holmes, perteneciente tan ilustre establecimiento… Ooooh… Casi me pongo a babear allí mismo 😀 😀 😀

John Watson y el joven detective en Gigamesh. 23 abril 2016
John Watson y el joven detective en Gigamesh.
23 abril 2016

Y hablando de sorpresas, grande y extraordinaria fue la que me dio mi compañera de trabajo Esther cuando me explicó que su hijo preadolescente compartió esto en Instagram

Captura de pantalla del móvil del joven fan número 1 :D Imagen facilitada por Esther. Abril 2016
Captura de pantalla del móvil del joven fan número 1 😀
Imagen facilitada por Esther.
Abril 2016

No sé si os podréis imaginar lo que flipé, y la ilusión que me hizo conocerle en persona cuando visitó uno de los puestos de la Rambla de Catalunya 😀

Por supuesto, otra de las grandes ilusiones del día fue, nuevamente, recibir la visita de Carlos, amigos y compañeros en los distintos puestos 🙂

Con Palmira, en el stand de Gigamesh, en Paseo San Juan, Barcelona. Foto por Na. 23 abril 2016
Con Palmira, en el stand de Gigamesh, en Paseo San Juan, Barcelona.
Foto por Na.
23 abril 2016

El inesperado reencuentro con Anna, después de tanto tiempo sin vernos, fue también uno de los momentazos del día.

Con Anna, en uno de los stands de Xandri, en Rambla Catalunya, Barcelona. Foto por R. 23 abril 2016
Con Anna, en uno de los stands de Xandri, en Rambla Catalunya, Barcelona.
Foto por R.
23 abril 2016

Unas cuantas firmas y kilómetros más tarde, cambiamos de escenario: ¡Sant Cugat! En el encantador municipio no sólo encontré jóvenes entre los futuros lectores; ¡el primer ejemplar que firmé allí fue para una señora de 90 años! Ojalá lo disfrute muchísimo 🙂

En el stand de Xandri, en Sant Cugat. Foto por Xandri, extraída de https://www.facebook.com/Edicions-Xandri-346106668901520/ 23 abril 2016
En el stand de Xandri, en Sant Cugat.
Foto por Xandri, extraída de https://www.facebook.com/Edicions-Xandri-346106668901520/
23 abril 2016

Otro de los ejemplares que firmé en Sant Cugat fue para un nuevo amigo: Carles Mentuy, autor del interesante relato de novela negra rural “La venjança de la Vall Fosca”, también de Edicions Xandri, y que ya nos está enganchando en casa 🙂

Firmando a dúo con Carles Mentuy :) Foto por Xandri, extraída de https://www.facebook.com/Edicions-Xandri-346106668901520/ 23 abril 2016
Firmando a dúo con Carles Mentuy 🙂
Foto por Xandri, extraída de https://www.facebook.com/Edicions-Xandri-346106668901520/
23 abril 2016

Finalmente, a eso de las siete de la tarde, la temida lluvia nos alcanzó, potente; el copioso chaparrón asustó a prácticamente cualquier posible nuevo lector y, cuando por fin escampó, ya tuvimos que recoger el chiringuito.

John Watson y el joven detective protegido de la lluvia en el stand de Saltamartí Llibres. Foto por Diego. 23 abril 2016
John Watson y el joven detective protegido de la lluvia en el stand de Saltamartí Llibres.
Foto por Diego.
23 abril 2016

Ahíta de emociones, recorrí las empapadas calles de Sant Cugat para ir al encuentro de Carlos y regresar a Badalona, mientras, contenta aunque todavía confusa, intentaba poner orden en el alud de alegrías y experiencias que habían poblado nuestro intenso primer Sant Jordi.

Ahora, como siempre, sólo me queda decir una cosa: Gracias a todos los que lo hicisteis posible.

Donde todo empezó…

Hace muchos, muchos años, en este mismo barrio………

El verano mediterráneo y sus temperaturas hacen estragos; la tierra y las baldosas arden bajo el sol justiciero de las cuatro de la tarde… Sin embargo, no todo el mundo se siente intimidado por el calor, y un grupito variopinto de niñas preadolescentes corre como alma que lleva el diablo, gritando y haciendo alarde de un desconcertante despliegue de energía; a pie, en bici, o en patines, subiendo y bajando escaleras y rampas, como si realmente les fuera la vida en ello, persiguen a malvados villanos imaginarios, pisándoles los talones sin tregua a través de fantásticos mundos recreados en sus mentes mientras recorren las singulares calles…

Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (1). Fotógrafos: mis padres. Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (1).
Fotógrafos: mis padres.
Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (2). Fotógrafos: mis padres. Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (2).
Fotógrafos: mis padres.
Junio 1974

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (3). Fotógrafos: mis padres. Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (3).
Fotógrafos: mis padres.
Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (4). Fotógrafos: mis padres. Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (4).
Fotógrafos: mis padres.
Junio 1974

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda alguna, tal como he explicado ya en otras entradas de este blog, fue en mi barrio, Casagemas-Canyadó y, más concretamente, Can Mercader, donde se gestaron, al menos en buena parte, las aventuras de Weirdo y John. Estas calles, con sus recodos, sus jardines y plazas, con sus casas y sus pisos, sus tiendas y sus gentes, sus gatos y perros callejeros, sus paseos y carreteras… Estas calles, con todas sus peculiaridades, fueron las que vieron nacer mis primeras historias, muchos de mis primeros cuentos y personajes.

Por este motivo, el día 15 de abril de 2015, en la Biblioteca de Casagemas y Canyadó, me sentí especialmente emocionada al presentar allí, junto a Edicions Xandri, a nuestro querido John Watson y el joven detective.

Cartel de anuncio de la presentación. Realizado por la Biblioteca.
Cartel de anuncio de la presentación.
Realizado por la Biblioteca.

La compañía de los asistentes, y la estupenda sala que nos cedió la Biblioteca, pusieron la magia; nosotros, como siempre, sólo tuvimos que poner el corazón…

¡Empieza el juego! Foto por Esther 15 abril 2016
¡Empieza el juego!
Foto por Esther
15 abril 2016
El hallazgo de John Watson... Foto por Esher 15 abril 2016
El hallazgo de John Watson…
Foto por Esher
15 abril 2016
En buena compañía. Foto por Xandri. 15 abril 2016
En buena compañía.
Foto por Xandri.
15 abril 2016
Momento lectura. 15 abril 2016 Foto por Antonio
Momento lectura.
15 abril 2016
Foto por Antonio
¿Qué habrá dentro de la caja? ;) 15 abril 2016 Foto por Antonio
¿Qué habrá dentro de la caja? 😉
15 abril 2016
Foto por Antonio
Mi incondicional John Watson de carne y hueso 15 abril 2016 Foto por Antonio
Mi incondicional John Watson de carne y hueso
15 abril 2016
Foto por Antonio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un rato de charla :) Foto por Xandri. 15 abril 2016
Un rato de charla 🙂
Foto por Xandri.
15 abril 2016

… Y con ese mismo corazón en la mano, después de esta maravillosa experiencia, sólo puedo decir una cosa: Gracias a todos por hacerlo posible.

 

John Watson y el joven detective al pie de Montserrat.

Poco a poco vamos recorriendo mundo; poco a poco, Weirdo y John llegan a más lugares, a más manos, a más mentes despiertas y curiosas que, insaciables, buscan la emoción, la intriga, la amistad y la aventura entre las páginas de un libro…

Esta vez, con motivo de su festival anual de Novela Negra, le tocó el turno a Collbató, donde conocimos a un buen grupo de niños y niñas de distintas edades que se estrenaron como detectives ayudándonos a encontrar la vieja caja de John Watson 😉

Sus caras atentas, sus miradas inteligentes, y su interés fueron, sin lugar a dudas, lo mejor de la jornada 🙂

Desde aquí, ¡Gracias, Collbató Negre!

12 marzo 2016 Foto por Xandri
12 marzo 2016
Foto por Xandri
12 marzo 2016 Foto por Xandri
12 marzo 2016
Foto por Xandri
12 marzo 2016 Foto por Xandri
12 marzo 2016
Foto por Xandri
12 marzo 2016 Foto por Xandri
12 marzo 2016
Foto por Xandri
12 marzo 2016 Foto por Xandri
12 marzo 2016
Foto por Xandri
12 marzo 2016 Foto por Xandri
12 marzo 2016
Foto por Xandri
12 marzo 2016 Foto por Xandri
12 marzo 2016
Foto por Xandri
12 marzo 2016 Foto por Xandri
12 marzo 2016
Foto por Xandri

 

Good stories, good feeling, good beers & best companionship.

Variada, entretenida, agradable e interesante.

No cabe duda de que la segunda presentación de John Watson y el joven detective, que tuvo lugar el pasado día 25 de febrero en el entrañable Ateneu Santcugatenc, ofreció todos esos atractivos. Aunque para mí no fueron ni mucho menos los únicos.

Nada más llegar, el local ya me dio buen rollo: un acogedor edificio que mantiene ese adorable sabor añejo que tanto me gusta, ubicado en pleno centro del pueblo, y con una sala ideal para nuestra pequeña performance.

Y luego, bueno, una sensación nueva para mí ante semejante evento: serenidad. A pesar de que días antes me preguntaba a mí misma qué explicaría, no sentí los nervios ni la excitación de la primera presentación, sino que me sorprendió una inesperada paz; sencillamente iba a explicar qué significa para mí una de las mejores cosas que he hecho en mi vida… La fogosidad y el entusiasmo casi desmesurados de aquella primera y maravillosamente inolvidable experiencia habían dejado paso a la calma y el aplomo necesarios para ser capaz de explicar, ahora sí, los significados más profundos y personales de John Watson y el joven detective.

Nuestra pequeña performance. Foto por Edicions Xandri 25 febrero 2016
Nuestra pequeña performance.
Foto por Edicions Xandri
25 febrero 2016
Una servidora en pleno "enrollamiento" ;) Foto por Edicions Xandri 25 febrero 2016
Una servidora en pleno “enrollamiento” 😉
Foto por Edicions Xandri
25 febrero 2016
Francisco Duque, miembro del Sant Cugat Pipa Club, mostrando la posible "pipa de Sherlock Holmes". Foto por Edicions Xandri 25 febrero 2016
Francisco Duque, miembro del Sant Cugat Pipa Club, mostrando la posible “pipa de Sherlock Holmes”.
Foto por Edicions Xandri
25 febrero 2016

Sin embargo, nada de eso habría sido posible sin un elemento absolutamente imprescindible: el público; un grupo de personas que acudieron allí movidos por curiosidad hacia el libro, o por afición al universo Holmesiano, o por seguir la agenda del festival de novela negra Sang Cugat que enmarcó nuestro evento, o tal vez, por qué no, atraídos por alguna de las otras actividades que incluía. No importa; lo verdaderamente significativo fue que, con sus atentas miradas y la curiosidad que irradiaban, los asistentes crearon el ambiente ideal para que fluyeran libremente todas esas emociones y reflexiones que rodean al mundo de nuestros dos jóvenes personajes.

El elemento imprescindible: un público entregado. Foto por Edicions Xandri 25 febrero 2016
El elemento imprescindible: un público entregado.
Foto por Edicions Xandri
25 febrero 2016

Y ya, para poner el broche dorado a la tarde, la tertulia final, amena, desenfadada, y bien regada por las inconfundibles cervecitas que, al igual que los protagonistas de estas historias, vinieron directamente de las Islas Británicas 🙂

Good stories, good feeling, good beers & best companionship :) 25 febrero 2016
Good stories, good feeling, good beers & best companionship 🙂
25 febrero 2016

A todos los que lo hicisteis posible: ¡Gracias! 😀