Donde todo empezó…

Hace muchos, muchos años, en este mismo barrio………

El verano mediterráneo y sus temperaturas hacen estragos; la tierra y las baldosas arden bajo el sol justiciero de las cuatro de la tarde… Sin embargo, no todo el mundo se siente intimidado por el calor, y un grupito variopinto de niñas preadolescentes corre como alma que lleva el diablo, gritando y haciendo alarde de un desconcertante despliegue de energía; a pie, en bici, o en patines, subiendo y bajando escaleras y rampas, como si realmente les fuera la vida en ello, persiguen a malvados villanos imaginarios, pisándoles los talones sin tregua a través de fantásticos mundos recreados en sus mentes mientras recorren las singulares calles…

Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (1). Fotógrafos: mis padres. Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (1).
Fotógrafos: mis padres.
Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (2). Fotógrafos: mis padres. Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (2).
Fotógrafos: mis padres.
Junio 1974

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (3). Fotógrafos: mis padres. Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (3).
Fotógrafos: mis padres.
Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (4). Fotógrafos: mis padres. Junio 1974
Can Mercader, en el barrio de Casagemas, el día de su inauguración (4).
Fotógrafos: mis padres.
Junio 1974

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda alguna, tal como he explicado ya en otras entradas de este blog, fue en mi barrio, Casagemas-Canyadó y, más concretamente, Can Mercader, donde se gestaron, al menos en buena parte, las aventuras de Weirdo y John. Estas calles, con sus recodos, sus jardines y plazas, con sus casas y sus pisos, sus tiendas y sus gentes, sus gatos y perros callejeros, sus paseos y carreteras… Estas calles, con todas sus peculiaridades, fueron las que vieron nacer mis primeras historias, muchos de mis primeros cuentos y personajes.

Por este motivo, el día 15 de abril de 2015, en la Biblioteca de Casagemas y Canyadó, me sentí especialmente emocionada al presentar allí, junto a Edicions Xandri, a nuestro querido John Watson y el joven detective.

Cartel de anuncio de la presentación. Realizado por la Biblioteca.
Cartel de anuncio de la presentación.
Realizado por la Biblioteca.

La compañía de los asistentes, y la estupenda sala que nos cedió la Biblioteca, pusieron la magia; nosotros, como siempre, sólo tuvimos que poner el corazón…

¡Empieza el juego! Foto por Esther 15 abril 2016
¡Empieza el juego!
Foto por Esther
15 abril 2016
El hallazgo de John Watson... Foto por Esher 15 abril 2016
El hallazgo de John Watson…
Foto por Esher
15 abril 2016
En buena compañía. Foto por Xandri. 15 abril 2016
En buena compañía.
Foto por Xandri.
15 abril 2016
Momento lectura. 15 abril 2016 Foto por Antonio
Momento lectura.
15 abril 2016
Foto por Antonio
¿Qué habrá dentro de la caja? ;) 15 abril 2016 Foto por Antonio
¿Qué habrá dentro de la caja? 😉
15 abril 2016
Foto por Antonio
Mi incondicional John Watson de carne y hueso 15 abril 2016 Foto por Antonio
Mi incondicional John Watson de carne y hueso
15 abril 2016
Foto por Antonio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un rato de charla :) Foto por Xandri. 15 abril 2016
Un rato de charla 🙂
Foto por Xandri.
15 abril 2016

… Y con ese mismo corazón en la mano, después de esta maravillosa experiencia, sólo puedo decir una cosa: Gracias a todos por hacerlo posible.

 

2 pensamientos sobre “Donde todo empezó…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *